sábado, 14 de abril de 2012

En los años 60 y 70 la música italiana fue puntera en Europa
















Adriano Celentano era todo un showman y tenía una gran capacidad para interpretar canciones demuy distinta naturaleza. El milanés dio un auténtico pelotazo musical al vencer en San Remo junto a su mujer Claudia Mori con la mítica "chi non lavora non fa l' Amore"; antes ya había adquirido notoriedad con "Azzuro" ,"Il ragazzo della via gluck" y "Yuppi du" . Adriano Celentano batió records de permanencia en taquilla con la película "Serafino".



Pero la Italia de los años sesenta tenía otros cantantes destacados; entre todos ellos pienso que el mejor era Sergio Endrigo; este cantante, nacido en Istria, tenía una voz preciosa y cantaba con un estilo y una elegancia especiales, aunque su condición de hombre políticamente comprometido le perjudicó profesionalmente. El momento estelar de Sergio Endrigo se produce cuando gana San Remo en 1968 con "Canzone per te" y ese mismo año representará a su país en Eurovisión en Londres, donde ganó Massiel, con la canción "Marianne"; preciosas también dos de sus canciones míticas: "Lontano dagli occhi" y "L' Arca di Noe" ; también tiene una versión de la pesía de Rafael Alberti "La colomba" y otras baladas llenas de ternura como "La prima compagnia", "1947 ", "Le parolle dell'addio", o "Io che vivo camminando".


Hubo otros cantantes que tuvieron un importante éxito en España en esos años sesenta; uno fue Tony Dallara, quien había probado las mieles de triunfo ganando en San Remo en 1960 con "Romántica", aunque su carrera no tuvo continuidad. Destaca su canción "Come prima" y en España difundió versiones de "Venecia sin tí". En 1966 Jimmy Fontana tuvo un éxito espectacular con "Il mondo", una canción que estuvo liderando los hit parade muchas semanas y que en España se oía por todas partes; en años posteriores lanzó "La mia serenata" y "La nostra favola", versión italiana de la mítica canción de Tom Jones "Delilah"; Fontana es el autor del éxito de José Feliciano "Che será". Pino Donaggio ees un veneciano que también destacó en los primeros años de la década de los 60; su gran éxito lo tuvo en 1963 con "Lo che non vivo" una canción que fue traducida al español y quedó en la memoria de toda una generación; al año siguiente estuvo cerca del triunfo en San Remo con "Motivo de amore" y años después destacó con el nostálgico "Una casa incima al mondo" y "L'último romántico"; en 1971 Doaggio quedó segundo en el concurso de TVE "Canción 71" con "Pero anoche en la playa"; desde hace muchos años Pino Donaggio es una figura a nivel mundial como compositor de bandas sonoras de películas. 

Otras figuras de la época que no pueden ser omitidos son Bobby Solo, que ganó dos veces San Remo: "Se piangi se ridi" (1965) y "Zíngara" (1969); teniendo otras canciones destacadas como "Una lacrima sul viso" , "Rimpianto" y "Romántico blues". Little Tony también intentó vencer en San Remo, pero tuvo menos fortuna; Tony había nacido en San Marino y, a diferencia de Bobby Solo, de claro corte melódico, se acercaba más al rock y destacó con títulos como "Cuore matto", "Riderá" y "La spada nel cuore". 

En el capítulo de grandes damas de la canción italiana de la época destacaría a tres: Mina, Ornella Vanoni e Iva Zannichi. La fuerza, personalidad, arte y elegancia de las tres merecerían un capítulo aparte para cada una de ellas. Mina era una fuerza de la naturaleza; es posiblemente la mejor cantante de Italia en aquellos años. Tenía una voz prodigiosa y una personalidad arasadora; entre sus éxitos cabe destacar "Se telefonando", "Lavocede silenzo", "La mente torna", "L'Amore viene e se ne va", "Se tu sei un huomo", "Non crederé" , "Amore, amore, amore" y "Grande, grande, grande". En la RAI se recuerdan con nostalgia dos duetos históricos de Mina, uno con Adriano Celentano cantando "Parole, parole" y otro cn Lucio Battisti con "E penso a te". 

Ornela Vanoni destacaba por su elegancia y cierta sensualidad; su primer gran éxito fue "Tu si 'na cosa grande", y en 1968 queda segundas en San Remo con "Casa bianca". En España tuvo mucho éxito con "Lo ti daro 'di piu" y entre sus grandes éxitos a nivel mundial, destacan tres: "L'Apuntamento", "Il mio posto qual'e.avi" y "Dettagli". Otras canciones que se escuchan con agrado son: "Tristezza", "Gli amanti" y "Domani e un altro giorno". 


Iva Zanichi tuvo en España más popularidad que Ornella Vanoni y muchas de sus canciones fueron traducidas a nuesto idioma. Su primer pelotazo lo da con "Come ti vorrei" en 1964 y tras buenos éxitos con "Accarezzami amore" y "Fra noi", llega al zenit ganando San Remo, junto a Bobby Solo, con "Zíngara", representando a su pais, sin demasiado éxito por cierto, en el Festival de Eurovisión celebrado en España ese mismo año con "Due grosse lacrime bianche" . De la posterior trayectoria musical de Iva destacan dos éxitos rotundos: "La riva biancha la riva nera" , con éxito arrollador en España y "Ciao cara come stai", con la que ganó de nuevo San Remo en 1974. aunque nunca Iva Zanicchi llegó a la condición de divina como cuando cantó a Theodorakis: "Un fiume amaro". Tampoco podemos olvidar "Testarda lo", una versión de la inolvidable canción de Roberto Carlos, "I mulini della mente", "Coraggioepaura" y "Nostalgias".


Los años sesenta aportan, además, tres apariciones especiales: la primera de ellas, Gigliola Cinquetti, una niña de 17 años que dió el golpe en 1964 ganando San Remo y Eurovisión con "Non ho l'eta"; en 1966 volvería a ganar San Remo con "Dio como te amo"; la trayectoria posterior de Gigliola es menos espectacular, aunque tiene apariciones destacadas como "La rosa nera", "La pioggia", "Alle porte del sole", con la que ganó la Canzzonissima 1973 y "Sí", con la que quedó segunda en Eurovisión en 1974, justo detrás de la mayor aparición en el festival de su historia: Abba. El otro boom de la década fue Patty Pravo, una escultural rubia que en 1968 vendió nueve millones de discos con "La Bámbola", una canción dinámica y agil; otros éxitos fueron "Qui e la" , "Sentimento" y "Nel giardino dell'amore".


Finalmente, hay que hablar de Rita Pavone, que aparece en el mundo discográfico italiano con solamente 17 años y cuyo aspecto exterior: pelirroja, pecosa y con el pelo corto, le granjeó las simpatías del público. Sus dos primeros éxitos dieron la vuelta al mundo: "Quore" y "Che m'importa del mondo". La Pavone cantaba con pose de colegiala y con una voz algo chillona, pero con encanto. También destacan "Solo tú" y "Il ballo dil mattone".


http://modestino.blogspot.com/2008/08/los-italianos-siempre-han-tenido-alma.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario