sábado, 7 de mayo de 2016

Mary Roach y sus cadáveres fascinantes

Columna

Mary Roach y sus cadáveres fascinantes





Por Andrea Palet
A partir de la lectura de "Fiambres: la fascinante vida de los cadáveres", de Mary Roach, la columnista disecciona un territorio tan próximo e intimidante como es el cuerpo muerto.
© Paul Gadd • Comet • Corbis 
Yo no soy de esas personas supersabias que no temen a la muerte.
 Cuando vi Los otros, la película de terror con Nicole Kidman,
 me hice pipí de miedo en el cine. Cuando veo The Walking Dead,
 esa serie nueva sobre zombis en la tele, me tapo los ojos un sesenta 
por ciento del capítulo, y el otro cuarenta estoy pensando si no 
habrá una mejor forma de pasar el tiempo con Largopitecus, 
mi hijo adolescente, que mide un metro noventa, se viste de 
negro y tiene como tres centímetros de sentimientos. No hablo 
de la muerte, me cae mal. No le encuentro el lado bueno, no 
sé mirarla ni sopesarla ni poetizarla. Nunca he visto un cadáver,
 y hasta que la vida me obligue no tengo pensado cambiar de planes.
Pero leí un libro sobre cadáveres, y desgraciadamente es tan 
bueno que no puedo no contarles. Mary Roach es una periodista 
estadounidense y tiene uno de esos currículos que quedan 
geniales en las solapas de los libros: trabajó en relaciones 
públicas en el zoológico de San Francisco (su oficina era 
un tráiler cerca de la jaula de los gorilas) y escribía o 
escribe sobre temas científicos y naturalistas en National 
GeographicNew Scientist,WiredSalon.com y el New York Times.
Ha publicado cuatro libros: Stiff: The Curious Lives of Death Human Cadavers (2003),Spook: Science Tackles the Afterlife (2005), Bonk: The Curious Coupling of Science and Sex (2008) y Packing for Mars:
 The Curious Science of Life in the Void (2010). Vean de nuevo
 los subtítulos: la dama es curiosa, ¿no? Pero curiosos somos 
muchos; plumas como la suya, pocas. Mary Roach, como 
Natalie Angier, como Bill Bryson, escribe de cosas que ocurren 
en laboratorios o en las mentes de gente con muchos doctorados, 
y la entendemos. Más: la gozamos. Más: nos reímos. No sé cómo 
lo hace.
Fiambres: la fascinante vida de los cadáveres (Barcelona, Global
 Rhythm Press, 2007) es hasta ahora su único título traducido al 
castellano. Allí Roach logra la proeza de combinar el respeto con
 el humor; algo muy difícil de hacer, tanto en divulgación científica
 como en casi cualquier otro género. Y es difícil porque el tema 
no son los embutidos pasados de sazón...




Andrea Palet

Chile, 1965

Periodista y editora







Dirige el Magíster en Edición de la Universidad Diego Portales. Tiene una editorial que se llama Libros del Laurel













http://www.elmalpensante.com/articulo/1758/mary_roach_y_sus_cadaveres_fascinantes