domingo, 15 de febrero de 2015

NI CONTIGO NI SIN TI -textos varios-(Disonancias sobre el amor)

Portada
ENSAYO SOBRE EL AMOR Y EL EROTISMO 




El fuego original y primordial, la sexualidad, levanta la llama roja del erotismo y ésta, a su vez, sostiene y alza otra llama, azul y trémula: la del amor. Erotismo y amor: la llama doble de la vida.
En estas palabras condensa Octavio Paz el significado del título de esta magnífica obra que nos hará ser conscientes de que nuestra historia de amor no es única ni sublime como solemos pensar. La llama doble es un ensayo sobre conceptos, sentimientos y vivencias que mueven el mundo: el sexo, el erotismo y el amor.
Una obra en la que Octavio Paz reflexiona de modo lúcido sobre la evolución de dichos conceptos a lo largo de la historia de la humanidad y de las letras, desde los orígenes del pensamiento sobre el amor en la antigua Grecia hasta la actualidad. Porque la historia del amor es también la historia de la literatura: “la historia de las diversas imágenes del amor que nos han dado los poetas y los novelistas”.
Octavio Paz acabó ‘La llama doble’ en 1993, pero es el resultado de décadas de anotaciones que el autor fue haciendo sobre el tema amoroso.
Cómo ha sido vivido y pensado el amor en distintas culturas, la íntima conexión entre sexo, erotismo y amor, la relación entre el amor y las distintas religiones, o entre amor y amistad, las obras literarias y filosóficas que analizan la pasión amorosa, la naturaleza paradójica y misteriosa del sentimiento, la relación entre erotismo y poesía…
Vamos haciendo todas estas paradas en la historia del pensamiento, de la filosofía y de la literatura con Eros como protagonista.
Krhisna y Radha

Especialmente fino me parece el análisis del amor cortés como momento relevante de la civilización de Occidente. Pero también las palabras dedicadas al pequeño tratado de amor del que ya hablamos aquí hace justamente un año, El collar de la paloma, o a La Celestina, “nuestro gran y terrible libro de amor”. O el momento en que se detiene en mi querida Madame Bovary. O el paseo por el Renacimiento con el robusto verso quevediano de amor,
polvo serán, mas polvo enamorado.
El amor occidental, el amor árabe, el amor hindú, el amor en el Extremo Oriente… Haremos un recorrido á través de capítulos no lineales por todo lo que significa el amor. Por su naturaleza contradictoria que se revela en conceptos como caída y vuelo, sufrimiento y disfrute, libertad y sumisión, fidelidad y traición, alma y cuerpo, luces y sombras…
Seremos testigos de las historias sublimes de mitos, dioses, personajes de ficción, hombres y mujeres que en distintas culturas vivieron el amor, el sexo o el erotismo de un modo irrepetible aunque, eso sí, guiados por la misma llama.
Tristan e Isolda

El autor hace un compendio de mitos, historia, ficción y cotidianidad para explicar la fabulosa llama que a todos nos toca alguna que otra vez con alguno de sus múltiples brillos.
Eros y Psique, Venus, Tristán e Isolda, Romeo y Julieta, Dafnis y Cloe, Bao-yu y Dai-yu, Krisna y Radha, don Juan, Laura, los místicos… se pasean por las páginas de La llama doble desvelando todos sus secretos y los más variados matices de la magistral mano de Octavio Paz.
También nombres como Platón, Ovidio, Dante, Petrarca, Hegel o Breton se entremezclan para ir desmenuzando los pensamientos sobre el amor. Desde esos primeros filósofos, hasta la revolución del 68, el SIDA y lo que Octavio Paz denomina “la degradación del erotismo”, entenderemos mucho más de la llama doble.
Una llama por la que el ser humano se guía para enfrentarse a la oscuridad del fin, de la muerte y que siempre pretendemos gozosa.

El amor, la pasión quizá más humano y más universal, ha ocupado un capítulo fundamental en los esquemas de pensamiento de muchos filósofos, ya desde la Antigüedad Clásica, desde el atormentado Catulo y su apasionado «odi et amo» hasta el que es uno de los tratados amorosos más profundos y simbólicos de toda la Humanidad, El asno de oro de Apuleyo, una obra que según Grimal bebe directamente del Fedroplatónico. La historia de Eros y Psique ―de un platonismo aplastante―, de cómo el Amor es sometido a pruebas para alcanzar la inmortalidad, con resurrección incluida, es analizada por Octavio Paz en La doble llama, incluida su revisión en el Ulises de Joyce. La vuelta de tuerca se produce en Provenza en los siglos XI y XII, como señala Denis de Rougemont en su libro L´Amour et l´Occident. Desde entonces mucho ha evolucionado la concepción del amor occidental, y aún hoy sigue haciéndolo. Los textos de Ortega y Gasset, escritos en la primera veintena del siglo XX, no han envejecido del todo bien: han perdido cierta vigencia con el paso de los años y no van más allá de ser meros testimonios de la realidad histórica de una época.
"http://lapiedradesisifo.com/2009/09/10/estudios-sobre-el-amor-de-jos%C3%A9-ortega-y-gasset/


¿QUÉ ES EL AMOR PARA ERICH FROMM?
Amar es una experiencia personal que solo podemos tener por y para nosotros mismos ya que no existe nadie que, en cierto modo, lo halla probado.
El autor afirma que: El amor es la respuesta al problema de la existencia humana. O, visto de una manera más cuadrática, un arte, y como todo arte, tiene características comunes y una práctica que aprender:
Amar es una experiencia personal que nadie puede hacer por nosotros ni enseñarnos a realizar. Como todo arte tiene unas condiciones generales que deben ser atendidas:
-. Una de ellas es la disciplina durante toda la vida.
-. Otra condición es la concentración, si no nunca lograremos aprender el arte, ni este, ni ninguno.
-. La paciencia, ya que rápidamente no conseguiremos nada. La preocupación máxima por el arte y por llegar a ser maestros en él.
-. Y por último, debemos tener el deseo de aprenderlo.
Si alcanzamos a comprender y poner en práctica estas premisas el hombre, probablemente será capaz de amar. Pero amar a alguien, no es meramente un sentimiento poderoso; es una decisión, un juicio, una promesa ya que si el amor no fuera más que un simple sentimiento, no existirían bases para la promesa de amarse eternamente ya que también, un sentimiento, al igual que aparece, puede desaparecer.
El amor no se reduce a una sola relación con una persona determinada, con un objeto amoroso, sino que hay que amar a todas las personas, al mundo, a la vida en sí. Amar a alguien es, la realización y concentración del poder de amar.
El amor no es un efecto causal que simplemente sucede y nosotros lo experimentamos, sino que hace falta un aprendizaje. La capacidad de amar sólo se conseguirá con humildad, fe, coraje y disciplina. Sin embargo, en nuestra cultura estas cualidades son raras, como es también rara la capacidad de amar de las personas. Ya que el amor no es un afecto pasivo, sino que es un estar continuado en el que resalta el dar, y no el recibir, lo cual es un gran problema en las personas egoístas que buscan que alguien las ame.
Hay otro aspecto a considerar, la unión basada en la conformidad con el grupo. El hombre pasó de vivir en un grupo pequeño a integrarse en ciudades, estados, miembros de una iglesia... La uniformidad predomina en una unión donde el ser individual desaparece en pro de la pertenencia al rebaño. La igualdad de las mujeres, forma parte del movimiento conducente a la eliminación de las diferencias. Es lo que escribe Fromm: "La polaridad de los sexos está desapareciendo, y con ella el amor erótico, que se basa en dicha polaridad".

Algunos aspectos del amor en nuestra sociedad contemporánea
"Todos los intentos de amar están condenados al fracaso, a menos que se procure del modo más activo desarrollar la personalidad total humana de forma que se alcance una orientación productiva. La satisfacción en el amor individual no puede lograrse sin la capacidad de amar al prójimo, sin humildad, coraje, fe, disciplina… En una cultura en la cual estas cualidades son raras, también ha de ser rara la capacidad de amar.
No se trata de que la gente piense que el amor carece de importancia; en realidad, todos están sedientos de amor. Y, sin embargo, casi nadie piensa que hay algo que aprender acerca del amor. Para la mayoría de las personas el problema del amor consiste fundamentalmente en ser amado y no en amar, no en la propia capacidad de amar. De ahí que para ellos el problema sea cómo lograr que se les ame, cómo ser “dignos de amor”.
Así, para lograrlo, unos elegirán el éxito: “ser tan ricos y poderosos como lo permita el margen social de la propia posición”; y otros, particularmente las mujeres, utilizarán el método de la atracción por medio del cuidado del cuerpo, la ropa, etc. Pero, en realidad, lo que para la mayoría de la gente de nuestra cultura equivale a “digno de ser amado” es una mezcla de popularidad y sex-appeal.
También se piensa que el amor es un objeto y no una facultad. La gente cree que amar es sencillo y lo difícil es encontrar un objeto apropiado para amar o ser amado por él. Tal actitud tiene varias causas arraigadas en el desarrollo de la sociedad moderna. Una de ellas es la más profunda transformación producida en el siglo XIX respecto a la elección del “objeto amoroso”. En la era victoriana, así como en muchas culturas tradicionales, el amor no era generalmente una experiencia personal espontánea que pudiera llevar al matrimonio, sino a la inversa: el matrimonio se contrataba mediante convenio entre familias y se esperaba que el amor surgiera después."
 http://www.nueva-acropolis.es/cultura/318-psicologia/14383-erich-fromm-y-el-amor

                       

                 

             

      

¿Cómo puedes saber si amas a alguien o tienes infatuación?

* Infatuación= Se deriva de la palabra del latín Fatuo. Es estar demasiado acalorado o entontecido por una pasión. Puede ser una atracción física o mental y no necesariamente tiene que ser algo que sea lógico. Es simplemente una atracción física que mayormente ocurre a los "teenagers" pero también ocurre entre los adultos.
El Amor permanece para siempre; la infatuación es algo momentáneo o pasajero como la neblina, esta por un momento y luego desaparece sin saber adonde se fue.
Hay cuatro señales entre el amor y la infatuación que le ayudará a descubrir la diferencia. Comencemos por la infatuación:

1. La primera señal consiste en una excitación de estar juntos; un deseo constante durante todo el día de estar junto a la otra persona (aún hablando muchas horas por teléfono durante todo el día).
2. Se piensa solo en sacar ventaja o algún beneficio de la otra persona en esa “relación amorosa”. Esta relación es como comerte un chicle o goma de mascar. Estará contigo hasta que pierda el sabor y lo dulce del azúcar. Después que le has sacado todo lo que te aprovecha a ti, “lo votas”.
3. Soñando con castillos en el aire o fantasía.(...)
4. Emociones extrañas. Después de separarte de la persona sientes un “vacío” que no puedes explicar. Ninguna otra cosa te llena excepto estar y hablar “solamente” con ese muchacho o esa muchacha que te hace escuchar “campanadas estrepitosas” en tu corazón. La mayoría de las ocasiones la persona se siente desanimada y no quiere hacer nada si la otra persona no está presente.


              

No hay comentarios:

Publicar un comentario