sábado, 24 de enero de 2015

EL AMOR ... FINALES DE EXCELENTES PELÍCULAS (videos)


"Y la última escena que podemos ver de la película nos muestra a la pareja, sin dinero ni futuro pero felices de estar juntos, caminando hacia ningún lado, con rumbo incierto...

Esta es una de las imágenes inolvidables que el séptimo arte nos ha legado. "

.



“Las noches de Cabiria” sin mencionar el bellísimo y emotivo final no tiene sentido. El momento en que ella descubre las verdaderas intenciones de su supuesto amado nos deja un nudo en la garganta: no se puede interpretar mejor. De la euforia pasa a la desolación al ver el rostro desencajado y sudoroso de aquel miserable que va a romperle el corazón. ¡Mátame, mátame por favor! ¡Tírame al agua, ya no quiero vivir!”, repite en la sobrecogedora escena. 
Hundida y humillada una vez más, regresa de noche. Varios jóvenes que cantan y ríen con franca felicidad le abordan por el camino. Estamos ante uno de los más conmovedores finales de la historia del cine. La mágica música de Nino Rota y la increíble mirada de Giulietta Masina me reafirman en lo dicho al principio: Ella hace que quiera ser mejor persona."



Cabiria vuelve a sonreír.
Escena final de "La Strada". Anthony Quinn en la orilla del mar y una de las representaciones audiovisuales más desgarradoras de la miseria humana (Brando)
     
"Una clase magistral sobre la incomunicación, la perversión, el egoísmo, el desamparo... y la bondad, la inocencia y el inabarcable corazón que posee Gelsomina " 
http://www.miradas.net/0204/estudios/2004/01_ffellini/lastrada.html




"Vuelvo entonces al final. El grupo en que va Marcello se detiene curioso para ver a una extraña raya que yace en la orilla. A lo lejos se oye la voz de aquella adolescente. Marcello se vuelve para escucharla, pero no alcanza a comprender lo que dice. Una entrada del mar en la playa, los separa. La chica, siempre con una limpia sonrisa, gesticula para hacerse comprender. Marcello insiste en que no oye: “Non capisco, non si sente”. La escena se repite tres veces y Marcello está ya por renunciar. Finalmente, una amiga del grupo lo reclama: “vamos”. Y se va.
¿Se habrá perdido Marcello para siempre en el mundo de lo vacuo?. ¿Es que no puede ya escuchar el canto de la ternura?. ¿Se habrá perdido para él la dulzura de la vida?.
Conjeturas de espectador basadas en los sentimientos despertados por el film."


(http://blogsdelagente.com/federico-gonzalez/2010/07/24/el-final-de-la-%E2%80%9Cdolce-vita%E2%80%9D-de-federico-fellini/comment-page-1/)

                            
"Los girasoles es una de las más bellas historias de amor del cine. Marcello Mastroianni y Sophia Loren bordan sus interpretaciones. Si ella está genial en su papel de Napolitana sin pelos en la lengua, él , lo está también, tanto cuando calla (su rostro es capaz de expresar todas las emociones), como cuando habla.
Tiene emotivas y bellas escenas que nos atrapan y nos hacen compartir la historia. Su banda sonora envolvente y oportuna es un broche de oro. "http://www.filmaffinity.com/es/reviews/1/167024.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Generación Viagra